Sobre el procedimiento

La laparoscopia es una vía quirúrgica de abordaje de trastornos en la cavidad abdominal y pélvica. Permite tratar la mayoría de las enfermedades que se realizan por laparotomía (cirugía abierta) como endometriosis, cirugías en el útero, en las trompas, en los ovarios, en el apéndice, en las vías urinarias, en la vesícula y en el intestino.

¿Cómo se da?

Paso 1

Se realiza con pequeñas incisiones (generalmente hasta 01cm), en la piel del abdomen y del ombligo, donde se introducen los instrumentales, el medio de distensión y la cámara.

Paso 2

La técnica utiliza una cámara especial, iluminación específica, lente, trocarte, pinzas y el medio de distensión de la cavidad abdominal, que se hace con gas carbónico. Ese medio de distensión se retira posteriormente al procedimiento y cualquier resto es absorbido por el organismo.

Paso 3

Las características del organismo de la paciente también podrán influir en la técnica de elección pero, hoy por hoy, con la modernización de los instrumentos y aparatos utilizados en laparoscopia, son pocas las contraindicaciones. Esa vía quirúrgica se considera mínimamente invasiva, por aumentar el poder de la visión de las estructuras y por causar un menor daño al tejido.

Esas ventajas que la técnica ofrece, aumentan la seguridad del procedimiento, reduciendo el riesgo de situaciones inherentes a la cirugía, y reducen el tiempo de recuperación y la vuelta a las actividades de rutina de la paciente. Además, también proporcionan un mejor resultado estético para la paciente.

Marque una Consulta

El Instituto Crispi le ofrece un excelente diagnóstico y, por ende, también el tratamiento de las enfermedades que requieren una alta complejidad ginecológica.